Qué ropa elegir para una entrevista de trabajo

Cuidar la ropa para una entrevista de trabajo denota criterio y deseos de agradar. La primera información que alguien tiene de nosotros es nuestro aspecto, que le traslada irremediablemente unas primeras ideas. No se trata de juzgar por la apariencia, pero sí de ser realista.

Siempre viene bien recordar algunos consejos para asistir a una entrevista de trabajo. Las oportunidades no abundan hoy día y hay que aprovecharlas bien, así que no dejes que una mala impresión opaque tus logros profesionales y personales. ¡Brilla desde que entres por la puerta!

Qué ropa elegir para una entrevista de trabajo

Consejos para crear un look perfecto para una entrevista de trabajo

Crear el look perfecto para una entrevista de trabajo no es difícil. En nuestro catálogo de novedades tienes prendas útiles que te servirán para generar una buena primera impresión.

Para la elección y combinación, toma como referencia estos consejos básicos.

1. Investiga sobre la empresa

Leer la historia, los valores de la empresa, su misión y los proyectos en los que están involucrados te resultará de mucha utilidad para preparar la entrevista. Tendrás claro lo que la empresa solicita y podrás adaptar tus respuestas a lo que están buscando, siempre de manera acorde a lo que ponga en tu currículum.

Lo que leas sobre la empresa o las fotos que veas en redes sociales también te ayudará a decidir la ropa para una entrevista de trabajo con ellos.

2. Busca el equilibrio entre formalidad e informalidad

Aunque busques un look para una entrevista de trabajo informal, te aconsejamos que tiendas a la formalidad. Generalmente, será mejor camisa que camiseta, o blazer mejor que cazadora.

Puedes usar prendas que te pones en el día a día como los vaqueros, aunque es preferible que optes por uno negro o uno azul oscuro sin rotos ni desgastes. Puedes encontrar ambos modelos en Lolitas&L.

3. Opta por la comodidad

Es obvio que algo demasiado ceñido o tan grande que tiende a moverse te va a desconcentrar. Es mejor que evites pecar por exceso o por defecto: ni mucho oversize ni prendas demasiado ceñidas o con mucho escote. Desecha el uso de complementos aparatosos.

Pero con comodidad no nos referimos a que te sientas como cuando estás en tu casa en pijama. Nos referimos a que hagas elecciones que casen con tu estilo y hagas una combinación que te pondrías en cualquier otro momento. En definitiva, a no tener la sensación de ir disfrazada.

Qué ropa elegir para una entrevista de trabajo

4. Ten en cuenta el sector de actividad

Para saber qué usar en una entrevista de trabajo, también debes investigar el sector. Es una acción complementaria a la búsqueda de información sobre la empresa que te dará incluso más pistas a la hora de vestirte.

Veamos algunos ejemplos:

  • Sector de la moda y los cosméticos. Estudia la filosofía de la marca y busca un toque personal que traslade estilo y criterio.
  • Sector de la banca. Se suele optar por lo formal: trajes de chaqueta, falda lápiz con blazers, camisas, etc.
  • Sector servicios. Un pantalón vaquero neutro, una camisa o camiseta tipo polo y una chaqueta serán suficientes. No se requiere tanta formalidad, pero sí looks cuidados.

También debes considerar el puesto al que aspiras. Si es de mucha responsabilidad, deberías añadir formalidad: pantalón negro, camisa, blazer, etc.

5. Colores neutros sin estridencias

Este es el ABC de los colores neutros: el negro, el blanco, el beige, el gris, el azul marino y el camel, en sus diferentes tonalidades. En nuestro blog ya te hemos hablado del estilo minimalista, que engloba looks sobrios y atemporales que trasladan elegancia.

Según tu estilo y el sector para el que vayas a trabajar, te puedes adscribir a dos reglas: la de combinar dos colores neutros o la de optar por un color neutro y uno más llamativo.

Si te sientes más cómoda con los neutros y/o quieres asegurar la formalidad, opta por combinaciones con neutros: beige y blanco, negro y blanco, negro y gris, etc. Si vas a trabajar en un sector más creativo como el de la moda y te ves capaz, resta sobriedad combinando un color neutro con uno más llamativo: negro y rojo, blanco y naranja, etc.

Hay otras reglas, como la de combinar dos colores neutros con un llamativo. Por ejemplo, blanco, negro y mostaza. Dependiendo de tu personalidad y lo segura que te sientas, puedes intentarlo. Pero creemos que con las anteriores tienes más posibilidades de acierto.

6. Cuida el resto del estilismo

Entre los complementos, un reloj, un cinturón, algún anillo discreto y un bolso mediano son elementos permitidos. Insistimos: evita los excesos. En cuanto a los zapatos, las reglas básicas son comodidad y limpieza.

Para el pelo, muchas optan por una elegante coleta o un recogido bonito pero sin estridencias. Investigar el estilo de la marca para la que quieres trabajar te ayudará a tomar una decisión, pero lo más importante es que sea vea limpio y cuidado.

Y suponemos que ya sabes qué te vamos a decir sobre el maquillaje: ¡natural! Con base, corrector, un eyeliner discreto y rímel es suficiente. Si te gusta llevar sombras, opta mejor por el marrón y evita exceso de negro para el ahumado. Escoge un color neutro para el labial.

Qué ropa elegir para una entrevista de trabajo

Con todo, la mejor herramienta que tienes a tu disposición para elegir la ropa para una entrevista de trabajo es el sentido común. La clave está en los equilibrios: entre formalidad e informalidad, entre comodidad y dejadez y entre exceso de sobriedad y estridencias. ¡Tú puedes! Pásate por nuestra tienda online para ver outfits y extraer algunas ideas. ¡Y suerte!

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados