Bolsos para ir a trabajar: cómo elegir el tuyo

Además de complementos de moda, muchos accesorios son necesarios para el día a día. Es el caso, por ejemplo, de los bolsos para ir a trabajar. Además de que completan el look, son útiles para llevar todo lo que necesitas a diario, incluida tu agenda o papeles importantes.

Por eso, es fundamental saber cómo elegir el tuyo dependiendo de tus gustos y de tu estilo de vida, así como tu forma de vestir a diario y, obviamente, de tu tipo de trabajo. Así, podrás tener uno con el que acertar siempre.

Bolsos para ir a trabajar: cómo elegir el tuyo

Qué debes tener en cuenta antes de elegir tu bolso de trabajo

El bolso de trabajo para mujer se suele convertir en el auténtico protagonista de los looks de diario. Por eso, hay que tener en cuenta algunas claves previas antes de comprarlo.

Ten en cuenta tus necesidades

Antes de elegir el bolso, piensa en ti y en las actividades que llevas a cabo en el día a día. Si trabajas en una oficina y eres una mujer ocupada, seguro que necesitarás llevar papeles, un ordenador o una agenda. Esto es crucial de cara a elegir el tamaño ideal de tu bolso.

Cuándo es el mejor momento para comprar un bolso de trabajo

Por otro lado, lo mejor es adquirir tu bolso de trabajo durante el otoño. Esta es la temporada en la que encontrarás más diversidad de estilos y tonos. Si eliges un bolso de piel en un color neutro, te servirá para casi todas las épocas del año, aunque en verano puedes optar por un modelo fabricado con fibras naturales y de tonos claros.

Bolsos para ir a trabajar: cómo elegir el tuyo

La función que cumplirá

Si va a ser un bolso que te acompañe a diario, reflexiona en los objetos que necesitas llevar en su interior. Así, podrás hacerte con uno que cuente con los compartimentos necesarios para llevar todo separado y que no suponga un problema a la hora de buscar algo en su interior.

Bolsos para ir a trabajar: cómo elegir el tuyo

Características del bolso perfecto para el trabajo en oficina

Además de tener en cuenta tus necesidades, el propio bolso también debe contar con unas características específicas que lo conviertan en ese accesorio todoterreno que necesitas usar a diario sin problema.

Elige un bolso con capacidad

Un bolso grande siempre es un acierto cuando hablamos de un accesorio para ir a trabajar. Además, lo ideal es que tenga dos asas cortas, una larga y cremallera o solapa, para no correr el riesgo de que se pueda perder algo importante.

Comprueba que sea ligero

Piensa que este bolso es una de tus compras más importantes porque es uno de los complementos al que le vas a dar más uso en tu día a día. Como debes transportarlo de un lado a otro a lo largo de la jornada, piensa que tiene que ser ligero, sobre todo si lo que vas a meter dentro es pesado (como un portátil o una botella de agua).

Di sí a los tonos neutros

Los tonos neutros, como el color maquillaje, el blanco, el negro, el camel o el marrón chocolate son siempre un acierto. Si eliges un bolso en cualquiera de estos tonos, no tendrás que preocuparte por si combina con tu look de oficina. Elige estos colores antes que otros más llamativos, a pesar de que puedan estar de moda. 

Ten en cuenta la calidad por encima de todo

La calidad también debe primar por encima de otros factores a la hora de comprar un bolso para trabajar. De este modo, te asegurarás de que su vida útil sea larga y no tendrás que invertir cada dos por tres en uno nuevo. Recuerda que es mejor pensar a largo plazo; si inviertes en un buen bolso podrás olvidarte de comprar otro durante mucho tiempo.

Bolsos para ir a trabajar: cómo elegir el tuyo

Tipos de bolsos para el trabajo para mujer

Ahora que conoces qué debe tener un bolso de trabajo para mujer, te dejamos algunos estilos que encajan a la perfección con este cometido. Siempre lo llevarás todo a mano.

Estilo shopping bag, un clásico

El bolso shopper siempre es un acierto. Además, te servirá tanto para ir a trabajar como para moverte por la ciudad. Se caracteriza por ser de tamaño grande y tener dos asas largas, lo ideal en un accesorio que vas a llevar contigo a todas partes y en el que necesitas meter una gran cantidad de objetos.

Bolsos para ir a trabajar: cómo elegir el tuyo

La mochila tampoco falla

Otro de los diseños que no falla para el día a día es la mochila, que, además, destaca por su buen tamaño. A eso hay que añadir que esta es una de las opciones más cómodas, pues la llevas en la espalda con el peso repartido en los dos hombros. Es ideal si, por ejemplo, te mueves con un portátil.

Si eliges bandolera, ten en cuenta su tamaño

En el caso de preferir un diseño de tamaño más pequeño y fácil de llevar, la bandolera también se puede convertir en tu mejor aliada. Eso sí, elige una de tamaño mediano, pero recuerda que debe cumplir la función de transportar todo lo que necesites.

Bolsos para ir a trabajar: cómo elegir el tuyo

Ahora que hemos hablado de cómo elegir entre la variedad de bolsos para ir a trabajar, tan solo debes revisar nuestro catálogo de Lolitas&L, hacer un análisis de tus gustos y necesidades y encontrar el que mejor encaje contigo.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados