Cómo vestir para trabajar en la oficina: tips para elegir tu ropa

Conseguir un atuendo profesional es más fácil de lo que crees. La clave pasa por combinar bien las prendas y sentirse segura al vestirlas. Hoy te ofrecemos algunos consejos sobre cómo vestir para trabajar en la oficina. Siguiendo estas recomendaciones estamos convencidos de que triunfarás con tu look en el trabajo, algo que te ayudará a sentirte cómoda, segura de ti misma y exitosa.

Cómo vestir para trabajar en la oficina: tips para elegir tu ropa Lolitas&L

Tips para vestir bien en la oficina

Es posible que te hagas muchas preguntas con respecto a tus looks para ir a trabajar. ¿Es mejor un outfit de trabajo para mujer formal o informal? ¿Qué zapatos son los más apropiados, unos que resulten cómodos o unos que estilicen más la figura? ¿Cuál es el número apropiado de complementos y accesorios que se pueden usar?

Apuesta por el total black, pero con aires diferentes

Los conjuntos para trabajar que se basan en la combinación de prendas en color negro no son aburridos per se, pero sí es cierto que pueden resultar un tanto previsibles. Por ello, una fórmula de ganar en elegancia y cierta distinción es cambiar los materiales, las texturas de las prendas.

De este modo, si acostumbras a vestir de negro para ir a la oficina, no uses siempre pantalones de traje, prueba en ocasiones con vaqueros o con pantalones palazzo. Estos looks, que a priori parecen muy sobrios, ganan en interés con camisas, jerseys o cardigans. Y, por otra parte, puedes añadir un toque de color con el bolso o con los complementos.

No uses siempre blazer

La blazer es un tipo de chaqueta que entra dentro de esos básicos en la ropa de vestir para oficina. Está muy ligada a una imagen profesional y aporta seguridad y confianza en quien las viste. Pero la realidad es que, si se abusa de la prenda, la percepción tiende a ser de aburrimiento, de algo muy previsible.

Es importante labrarse una imagen seria en el trabajo, pero también hay que dejar terreno a la sorpresa con chaquetas de punto, bomber o vaqueras. Si optas por estas alternativas no deberías salirte de los tonos neutros.

Vestidos vaqueros y de punto

El punto es un tejido muy versátil. Pueden dar lugar a looks formales e informales según se combinen con otras prendas. Ya hemos dado buena fe de ello con las chaquetas, pero esta idea se puede extender hacia los vestidos.

La ventaja de usar vestidos es que es una única pieza, de modo que construir un estilismo es bastante sencillo. La complicación está en saber elegir el modelo perfecto. Los de corte vaquero y los de punto son muy buena elección, aunque como siempre, todo va a depender de los gustos personales.

En el caso de los vestidos de punto, el aspecto positivo es que resultan cómodos y son muy sencillos en su estética. Por su parte, los de tejido vaquero llevan a la oficina ese espíritu informal de la calle, pero sin renunciar a la profesionalidad.

Las faldas tipo tubo

Las faldas tubo, también conocidas como faldas lápiz, entran dentro de prácticamente todos los códigos de vestimenta de oficina. Se ajustan bien al cuerpo y combinan a la perfección con prendas superiores de todo tipo. Es especialmente interesante vestir faldas de este tipo con blusas de tejidos suaves.

Con respecto a la longitud, lo ideal es que tengan una longitud adecuada, es decir, ni muy corta ni muy larga. No es apropiado el uso de mini o faldas muy largas. Tampoco es aconsejable usar faldas de vuelo, y si se opta por ellas, son preferibles las plisadas.

Cómo vestir para trabajar en la oficina: tips para elegir tu ropa Lolitas&L

¿Cómo no debes vestir para ir a la oficina?

Todas las propuestas anteriores pueden servirte como base para de partida con la que montar tus looks para ir a trabajar. No obstante, te ofrecemos otras recomendaciones que van en la línea opuesta, todo aquello que debes evitar en tus outfits de oficina.

Ha de quedar claro en todo momento que la comodidad y la usabilidad es lo más importante. Esto sirve para elegir zapatos y complementos.

Los zapatos, cómodos, pero elegantes, ajustados al código de vestuario o imagen que propone la empresa.

Si te gusta usar tacones, no los elijas demasiado altos, pues pueden provocarte muchas molestias.

Para accesorios y complementos, la norma básica es usar los suficientes, pero sin excederse.

En cuanto a las prendas que hay que excluir, no te intereses por las faldas cortas y también las muy largas, los pantalones de cintura baja, escotes muy pronunciados y, en general, todas aquellas piezas con colores muy estridentes que llaman la atención en exceso.

 Cómo vestir para trabajar en la oficina: tips para elegir tu ropa Lolitas&L

Vestir para trabajar en la oficina obliga a elegir prendas con las que te sientas cómoda, guapa y segura de ti misma, pero recuerda, no caigas en la repetición constante. Desarrolla tu propia personalidad vistiendo y ayúdate de las prendas para conseguir una imagen que desprenda personalidad.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados