Vuelven las hombreras (y nos encantan)

En moda, nunca digas “de esta agua no beberé". Cuarenta años después vuelven las hombreras. Y lo hacen llenas de protagonismo. 

Si ha habido una época denostada en la moda durante años, esa ha sido la década de los ochenta. Sus extravagancias y locuras han sido recordados con espanto durante años. Pero, ¡ay! Nunca digas nunca. Porque si ya hemos recuperado los neones y las lentejuelas en el pasado, ahora vuelven las hombreras. 

La primavera pasada hicieron una leve aparición en chaquetas y abrigos de temporada. Pero ahora la tendencia se afianza y podríamos decir que da un paso más allá.

Vuelven las hombreras (y nos encantan) Lolitas&L

Vuelven las hombreras (y nos encantan) Lolitas&L

Las hombreras que se llevan

En realidad, asociamos las hombreras a los ochenta pero nacieron mucho antes, en los años 30. Para la historia de la moda quedan las creaciones de Elsa Schiaparelli o, en la década siguiente, looks de actrices como Joan Crawford, con volumen máximo en los hombros. Mucho ha llovido desde entonces hasta esta segunda década del siglo XXI.

Jerseys, sudaderas, vestidos y camisetas ahora tendrán súper volumen en los hombros. Esa silueta del power dressing que protagonizaron los iconos de los ochenta, ya no se queda solo para blazer y prendas de abrigo. Ahora conquista el resto del armario y se instala todo tipo de prendas. Solo tenemos que inspirarnos en los looks de actrices de películas como “Armas de Mujer”, series como “Dinastía” o figuras reales como Michael Jackson, Lady Di y hasta Margaret Thatcher.

Vuelven las hombreras (y nos encantan) Lolitas&L

 

Vuelven las hombreras (y nos encantan) Lolitas&L

Ahora vuelven las hombreras, pero ya no vienen para que seamos las reinas de glam.

Por eso han conquistado la moda de la calle, las prendas más "humildes", las sudaderas, las camisetas... En Lolitas&L tenemos nuestras propias propuestas y esperamos que os gusten tanto como a nosotros. Porque, se lleven como se lleven, las hombreras son unos elementos capaces de conferir fuerza y empoderamiento al look. Y eso nos encanta.